Francesc Torres: ‘La Universidad que escucha’

Francesc Torres: ‘La Universidad que escucha’

El candidato Francesc Torres

Descargar

Francesc Torres, catedrático e ingeniero de Telecomunicación, presenta esta candidatura bajo el lema 'La Universidad que escucha', para dar un impulso a la excelencia de la investigación, la transferencia de tecnología y la docencia desde la diversidad, con una estructura más federal de la UPC. Apuesta por qué el PDI, el PAS y el estudiantado participen en establecer y compartir los objetivos de la UPC.

31/10/2017

El candidato

Francesc Torres (Ibiza, 1962) es catedrático e ingeniero de Telecomunicación (1988) por la Escuela Técnica Superior de Telecomunicación de Barcelona (ETSETB) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), donde desarrolla docencia e investigación en el ámbito de las radiocomunicaciones y la observación de la tierra. Inició su trayectoria profesional en la Agencia Europea del Espacio (ESA) en Holanda, el 1988-89. Ha sido jefe de estudios de la ETSETB (1998-2000), coordinador del máster internacional de investigación MERIT Erasmus Mundus (2006-2009) y director del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones (del 2013 al 2017). Ha recibido el Premio a la Mejora de la Calidad en la Docencia Universitaria (1997) del Consejo Social por el Laboratorio de Radiación y Ondas Guiadas (ETSETB).

Desde el grupo de teledetección Remote Sensing Laboratory (RSLab), ha participado en más de 70 contratos financiados por la Administración y la industria, principalmente para el desarrollo del sensor SMOS (ESA), el primer satélite liderado por la industria estatal (EADS-CASA Espacio), que desde 2009 proporciona datos para el estudio del ciclo del agua y la mejora de los modelos climáticos. Es autor de más de 200 publicaciones en revistas y congresos internacionales de prestigio y ha recibido, como miembro del RSLab, varios reconocimientos: el Premio Duran Farell del Consejo Social (2000), el Premio Ciudad de Barcelona (2001), premio de la Asociación Catalana de Ingenieros de Telecomunicación (2004) y el Premio de la Aeronáutica (Ayuntamiento de Barcelona, 2011). Ha sido vicepresidente fundador del SMOS Barcelona Expert Centre (2007-2010) y también ha disfrutado de un año sabático en la NASA (Jet Propulsion Laboratory-Caltech, 2005-2006, California) como asesor externo del proyecto GeoSTAR. Es miembro de la Unidad de Excelencia María de Maeztu 2017-2020 CommSensLab de la UPC.

En el ámbito profesional, ha participado en iniciativas con diferentes colegios profesionales, entre ellas, la creación de la demarcación en Catalunya del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (2000-2002) desde donde colaboró en la promoción de la profesión: organización de los informes '75 propuestas para el desarrollo de la sociedad de la información en Cataluña' y 'Estudio de la situación socio-profesional de los ingenieros de Telecomunicación de Cataluña, 2002'. También participó en la organización y moderación de diferentes Jornadas con la Administración local realizadas en diferentes lugares de Catalunya, con la colaboración de las diputaciones y los consejos comarcales.


El programa

Impulso a la excelencia desde la diversidad

Un impulso efectivo a la investigación, la transferencia de tecnología y la docencia sólo se pueda hacer desde el reconocimiento de la diversidad, con una estructura más federal. El éxito de la UPC se fundamenta en el hecho de ser una institución de inteligencia distribuida. La iniciativa de unos, por acción o reacción, nos empujan a los otros. Esta diversidad temática, territorial y de ámbitos nos da fortaleza y flexibilidad. La innovación, ADN de la UPC, requiere entornos diversos y ecosistemas adecuados que fomenten la creatividad y la iniciativa.

Todos somos UPC, pero primero somos del ámbito de la administración, de arquitectura, de bibliotecas, de conserjería, de economía, de ingeniería, de física, de matemáticas, de óptica, de química, de los técnicos … Cada ámbito, cada Unidad, imprime un carácter propio a su personal y a sus estudiantes. Este carácter propio lo transmiten a nuestros titulados mediante una docencia de calidad, impregnada por una actividad potente en investigación y transferencia de tecnología, sensible al territorio, al compromiso social y a la sostenibilidad. Esta diversidad es la riqueza que aportamos al progreso del país y que tenemos que preservar.

La accesibilidad, la inclusión, la no discriminación por razón de género y la equidad son valores inherentes a la UPC, por los que hay que continuar dedicando esfuerzos y recursos para que se conviertan en cotidianos.

Queremos potenciar el papel del CCD en la implementación de iniciativas en cooperación y desarrollo, en la canalización de las acciones de los miembros de la comunidad universitaria en este ámbito y en tareas de sensibilización y formación que también han de ser objetivo de una universidad pública comprometida.

Hay que velar por la igualdad de oportunidades de todos los colectivos de la comunidad universitaria. Impulsar las tareas de la CATAC relacionada con la accesibilidad universal, el diseño para todos y la discapacidad.

La UPC debe ser participativa y activa, gestionada de forma transparente y cercana, al servicio de una sociedad cada vez más competitiva y globalizada. Las relaciones internacionales de nuestra Universidad son un elemento primordial para garantizar la buena calidad en todas nuestras actividades. Queremos fomentar la participación del PDI y los Estudiantes en programas de intercambio y movilidad internacionales. Estos intercambios deben permitir el establecimiento y desarrollo de líneas de investigación conjuntas, tanto nuevas como ya existentes, para alcanzar un buen nivel de reconocimiento de nuestra actividad investigadora a nivel mundial.

PDI, PAS y Estudiantes queremos hacer UPC juntos

PDI, PAS y Estudiantes debemos sentirnos integrados y a gusto con los proyectos académicos de las Unidades. Todos debemos participar en establecer y compartir los objetivos de la UPC. Por ello, debemos minimizar las barreras de comunicación, mejorar la comunicación de abajo hacia arriba y centrarnos en resolver los problemas de los que están en contacto directo con nuestros usuarios. Quien tiene responsabilidades tiene que tomar decisiones, pero debe hacerlo recogiendo la experiencia y conocimientos de las personas de sus equipos, especialmente escuchando a los que están en primera línea. Apoyar y resolver los problemas de los que dan el servicio directo a los usuarios finales es el camino de la eficiencia y, sobre todo, de una mejor convivencia. La Universidad debe tener una plantilla de PAS bien dotada, formada y con las herramientas tecnológicas necesarias para garantizar el desarrollo eficaz de sus tareas de gestión y servicio en un entorno de trabajo que favorezca su crecimiento laboral y personal.

El modelo de UTGs presenta innegables aspectos positivos. No obstante, hay que decir que también presenta ciertas disfunciones que hay que abordar, la principal de las cuales es la necesidad de mejorar la sinergia, complicidad e implicación de PDI y PAS para cumplir mejor los objetivos de la UPC.

La participación de la Comunidad en la política universitaria se articula, antes que nada, a través de los órganos de gobierno de las unidades, elegidos periódicamente y democráticamente por sus miembros. Creemos que estos órganos democráticos deben reforzar su implicación en la gobernanza de la UPC teniendo en consideración criterios de gestión administrativa, pero sin que se limite su capacidad ejecutiva. Adicionalmente, la política de puertas cerradas y PUCs no incentiva la implicación del PAS en los proyectos académicos y educativos de las Unidades y, a la larga, tiene el riesgo de dejar la puerta abierta a la externalización de los servicios. Esta es una situación que se debe revertir, integrando e implicando al PAS en los proyectos académicos de las Unidades. Los usuarios deben percibir la proximidad de los servicios, preservando los aspectos positivos del modelo de UTGs.

La UPC es muy grande y compleja para ser gestionada a través de una dirección rígida, centralizada y demasiado jerarquizada. Para avanzar hay que dar confianza a cada persona, Unidad y Servicio. PDI y PAS somos depositarios de un enorme caudal de talento y experiencia que hay que movilizar creando un entorno de co-responsabilidad y autonomía. Un poco de ilusión en el futuro, confianza en nosotros mismos y co-responsabilidad en todos los ámbitos y niveles es el combustible que nos debe mover.

Apostamos por reforzar la capacidad ejecutiva de los órganos de gobierno de las Unidades. Queremos establecer una metodología para el seguimiento de los servicios ofrecidos en función de su contribución a los objetivos específicos de la Universidad y realizar un seguimiento del actual modelo de UTGs.

En cuanto al PDI, la UPC hace frente a un envejecimiento muy importante de plantilla y una falta de relevo generacional que sólo se está intentando cubrir haciendo un abuso de contratación de profesores asociados a tiempo parcial. Hay que garantizar el relevo generacional, rejuvenecer la plantilla de PDI y potenciar la contratación de profesores a tiempo completo si queremos mantener y garantizar la excelencia en docencia e investigación. En el mismo sentido, es importante garantizar la continuidad de las políticas de estabilización del PDI formado y acreditado.

También creemos necesario reducir las dificultades para la promoción del PDI. La UPC cuenta con una bolsa cada vez mayor de PDI acreditado que ve cada vez más difícil su promoción. Hay que reconocer la labor realizada por este colectivo para nuestra universidad y revisar los procedimientos y programas de promoción interna para facilitar esta promoción.

UPC, la razón de ser es el Alumnado

La naturaleza de la UPC se fundamenta en el servicio público a la educación superior a través de la investigación, la docencia y el estudio, prioritariamente en los ámbitos de la ingeniería, la arquitectura y la ciencia.

Sin Estudiantes no hay Universidad. En un entorno cada vez más competitivo y exigente, hay que tener presente que es el Alumnado quien nos ha elegido a nosotros para hacer una inversión en tiempo, esfuerzo y capital muy importante. Es primordial que los Estudiantes se sientan bien acogidos, que disfruten plenamente de su participación en la vida universitaria, que vivan con ilusión la graduación y, por encima de todo, que en su vida profesional se sientan bien recompensados por elegir la UPC. Queremos potenciar las diferentes competencias que permitan al Alumnado recibir una formación de la máxima calidad, estimular su espíritu crítico y emprendedor sin dejar de lado los valores éticos y sociales.

Queremos dar un impulso decidido a las actividades de investigación y transferencia de tecnología de los grupos, institutos y centros, tanto por su indiscutible valor intrínseco, como para dar al Alumnado un amplio abanico de oportunidades donde desarrollar su vocación y facilitar su incorporación al mercado laboral.

Entre todos tenemos que valorizar cada vez más la marca de los profesionales de prestigio UPC que ejercen en nuestro país y en el extranjero.

Apostamos por dar un papel relevante al Consell de l’Estudiantat, a las delegaciones de Estudiantes y al resto de asociaciones de Estudiantes para asegurar que se sientan escuchados y que vinculen de forma eficaz su participación en la vida y política universitaria.

Este es un equipo plural y transversal, comprometido con el progreso de Cataluña, que quiere impulsar un proyecto que nos implique a todos, para afrontar con ambición y consenso los grandes retos que tenemos por delante.


Más información:

Dirección electrónica: francesc.torres@upc.edu
Web: www.francesctorres.cat
Twitter: @xicutorres2017

Francesc Torres: ‘La Universidad que escucha’

Francesc Torres, candidato a rector de la UPC

Descargar
Francesc Torres: ‘La Universidad que escucha’

El equipo: de izquierda a derecha, Jordi Berenguer, Gabriel Bugeda, Santiago Gassó, Francesc Torres, Nuria Garrido, Agustín Fernández y Santiago Silvestre

Descargar