La UPC lidera un proyecto para fabricar, con ultrasonidos y a escala industrial, tejidos y dispositivos antimicrobianos

La UPC lidera un proyecto para fabricar, con ultrasonidos y a escala industrial, tejidos y dispositivos antimicrobianos

Tecnologia de ultrasonidos para recubrir tejidos con nanopartículas antimicrobianes

Descargar

El investigador y profesor Tzanko Tzanov, de la UPC en el Campus de Terrassa, lidera el proyecto europeo PROTECT, destinado a aplicar la tecnología de ultrasonidos en la fabricación, a escala industrial, de tejidos y dispositivos recubiertos con nanopartículas antimicrobianas. Se recubrirán tejidos sanitarios y para áreas públicas, dispositivos médicos y membranas para el tratamiento de aguas.

24/04/2017

Cada año, más de cuatro millones de pacientes adquieren alguna infección asociada a estancias hospitalarias, según el European Center for Disease Prevention and Control y la Organización Mundial de la Salud. Los datos indican que el impacto de las infecciones adquiridas en los hospitales ya ha generado un coste de siete billones de euros y una mortalidad directa e indirecta de 137.000 pacientes anuales.

Ante esta realidad, la Unión Europea (UE), a través del programa de investigación Horizon 2020 (H2020), ha apostado por introducir al mercado la técnica de ultrasonidos con efectos antimicrobianos. Y se llevará a cabo con la construcción de tres máquinas a escala industrial para la producción de tejidos sanitarios y de uso para áreas públicas, así como de dispositivos médicos y membranas para el tratamiento de aguas con propiedades antimicrobianas. Se trata de un proyecto piloto, denominado PROTECT y coordinado por Tzanko Tzanov, investigador del grupo de Biotecnología Molecular e Industrial (GBMI) y profesor de la Escuela Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT) y de la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT), ambas de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en el Campus de Terrassa.

La eficiencia de esta tecnología para el recubrimiento de superficies con nanopartículas antimicrobianas ya quedó demostrada previamente en los proyectos europeos SONO y NOVO, desarrollados por el mismo consorcio y coordinados también por Tzanko Tzanov. Este investigador de la UPC es experto en la aplicación de nanobiotecnologías para obtener materiales que se aplican en biomedicina, como apósitos para cubrir heridas, catéteres antimicrobianos, kits de diagnóstico y nanoantibiòtics. De hecho, ha invertido más de diez años investigando sobre dispositivos médicos y nuevas metodologías para eliminar colonias microbianas reduciendo el uso de antibióticos. Esta línea de investigación la ha llevado a colaborar con diferentes empresas y centros de investigación europeos en otros proyectos de este ámbito, utilizando nanotecnologías y ultrasonidos.

Los otros participantes españoles en el proyecto —financiado por la UE con 7,5 millones de euros— son el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Asociación de Investigación de la Industria Textil (AITEX), con sede en Alcoy (Alicante).

Del laboratorio a la industria
La técnica que han utilizado con éxito Tzanko Tzanov y los socios de PROTECT en investigaciones anteriores consiste en aplicar ultrasonidos para la síntesis y la deposición de nanopartículas antimicrobianas sobre superficies que deben estar en contacto directo con los humanos. Mediante los ultrasonidos ya se había conseguido una durabilidad del efecto antimicrobiano de las nanopartículas, por ejemplo en tejidos hospitalarios, incluso después de someterlos a 70 ciclos de lavado a una temperatura de 80 ºC.

El investigador Tzanko Tzanov afirma que "ha llegado el momento de poder hacer el paso de la escala semi industrial a la escala industrial" y prevé que, gracias a la apuesta de la UE, "dentro de cuatro años las empresas del consorcio de PROTECT introducirán en el mercado europeo productos antimicrobianos, que pueden ser textiles sanitarios tales como batas o sábanas, catéteres urinarios hasta membranas para el tratamiento de aguas pasando por tejidos para mobiliario de espacios públicos, entre otras aplicaciones". Tzanov explica que "con la fabricación a gran escala de este tipo de productos se reducirá tanto la mortalidad como el gasto en los sistemas sanitarios de los países europeos".

Las empresas que forman parte del proyecto, 13 de las cuales son pymes y dos multinacionales, implementarán los nuevos procesos y comercializarán los productos antimicrobianos. Así, la empresa Maroc (Portugal) fabricará textiles antimicrobianos destinados a espacios públicos, mientras que la empresa Degania (Israel), líder mundial en la fabricación de catéteres, fabricará estos dispositivos con resistencia a bacterias y bio-películas. La italiana Fonte Nuova encargará de fabricar filtros de agua antimicrobianos y la también italiana Klopman producirá textiles sanitarios que reduzcan el riesgo de propagar infecciones hospitalarias. Las mismas empresas, además de producir estos productos, los comercializarán.

El resto de empresas que participan en el proyecto serán las responsables de construir las máquinas de ultrasonidos, así como de la automatización y del control de los procesos de fabricación. Nueve universidades y centros de investigación de Francia, Alemania, Rusia, Irlanda y España, desarrollan las nuevas nanopartículas antimicrobianas.

El único español de cinco grandes proyectos piloto
El proyecto PROTECT es la única iniciativa liderada en España de las cinco seleccionadas en la última convocatoria europea para desarrollar proyectos piloto industriales basados en nanotecnologías, materiales y producción avanzados y biotecnologías. Integrada en el programa H2020, la convocatoria apoya el desarrollo de tecnologías que sustentan la innovación del sector industrial europeo, con la participación de grandes empresas y de pymes.