La universidad y la industria europea se alían para capacitar una nueva generación de ingenieros e ingenieras en tecnología de frontera

+
Descargar

Simulación del flujo de aire alrededor de un dron, realizada en el marco del proyecto AdMoRe

+
Descargar

De izquierda a derecha: en la fila delantera, Ramiro Mena, Rubén Ibáñez, Vasileios Tsiolakis y Simona Vermiglio; en la trasera, Guillermo Barroso, Luca Borchini, Giacomo Cuarenta y Marcos Seoane.

Transferencia inmediata a los sectores industriales

El equipo investigador que se forma en el marco del proyecto AdMoRe se focaliza en aprender conocimientos avanzados en campos científicos y técnicos de frontera, que pueden aportar nuevas herramientas tecnológicas no aplicadas o poco extendidas hasta ahora en el mundo industrial.

Uno de los objetivos del proyecto es la transferencia de estas herramientas en el entorno industrial de manera más rápida a los tempos que se dan habitualmente entre la universidad y la industria. Para avanzar en este sentido, en el marco del proyecto se han definido unos objetivos precisos de investigación científica y desarrollo tecnológico (I+D) en base a los problemas industriales identificados como prioritarios por los socios industriales.

El telón de fondo del proyecto es contribuir en posicionar, reforzar y consolidar la industria europea en la vanguardia de la ingeniería basada en simulaciones.

La UPC coordina el proyecto europeo AdMoRe, mediante el cual siete investigadores y una investigadora se forman en tecnologías avanzadas en simulación y mecánica computacional, para desarrollar soluciones inéditas en la industria y ayudar a grandes compañías europeas a tomar decisiones rápidas ante problemas habituales en procesos industriales.

18/09/2019

Guillem Barroso, Luca Borchini, Rubén Ibáñez, Ramiro Mena, Giacomo Quaranta, Marcos Seoane, Vasileios Tsiolakis y Simona Vermiglio son los ocho jóvenes investigadores que, procedentes de diferentes países, participan en el proyecto AdMoRe: Técnicas avanzadas de reducción de modelos para la simulación en tiempo real de problemas industriales.

El proyecto, coordinado por la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), está dirigido por Antonio Huerta, investigador del grupo de investigación en Métodos Numéricos en Ciencias Aplicadas e Ingeniería (LaCàN) y catedrático de la Escuela de Caminos de Barcelona (ETSECCPB) y se desarrolla en el marco de las acciones Marie Skłodowska-Curie del programa europeo de investigación Horizon 2020. Cuenta con un presupuesto de cerca de 2,1 millones de euros para un período de cuatro años (desde octubre del 2015 hasta septiembre del 2019) y tiene como finalidad formar, capacitar e incorporar a la industria una nueva generación de ingenieros para desarrollar soluciones innovadoras para ser utilizado diariamente en el entorno de producción.

Las empresas participantes, líderes en sus ámbitos, son las francesas Airbus y ESI Group; la inglesa Siemens Healthineers y la alemana Volkswagen AG, mientras que las instituciones académicas que participan son, además de la UPC, la École Centrale de Nantes (Francia) y la Swansea University (Reino Unido).

Las soluciones desarrolladas se basan en herramientas innovadoras de mecánica computacional, en particular métodos numéricos para la simulación de problemas de interés para la industria. Se trata de sistemas punteros de ingeniería que permitirán a las empresas participantes tener herramientas para tomar decisiones fundamentales y en tiempo real ante determinadas cuestiones que surgen en diversas fases del proceso de producción, desde el diseño hasta el control de la fabricación o en la evaluación mediante pruebas no destructivas. En los casos concretos del proyecto, se desarrollan para resolver problemas que se producen de forma habitual en las plantas de producción de la industria aeronáutica, la automovilística y en la fabricación de prototipos y dispositivos médicos.

Simulaciones de vanguardia
El reto de los ocho jóvenes investigadores es desarrollar el modelo computacional de última generación que permita obtener soluciones de forma rápida y precisa y, de este modo, poder tomar decisiones de forma fundamentada en tiempo real. Por tanto, las ocho investigaciones están encaminadas a atender consultas múltiples de forma más eficiente y precisa en aplicaciones de gran interés industrial, que contribuirían a optimizar y hacer más eficientes y, por tanto, más rentables, los procesos en los que se aplican.

Dos de los jóvenes investigadores participantes se forman y trabajan, de la mano de los responsables académicos e industriales, en Barcelona, en el Campus Nord de la UPC (única institución española que participa en el proyecto). Otros tres lo hacen en Francia, dos en el Reino Unido y uno en Alemania. Todos ellos integrados en equipos de investigación y con acceso a instalaciones de investigación y de cálculo punteras en sus ámbitos.

El resultado será, pues, la introducción de técnicas de modelización personalizadas para cada socio industrial, es decir, prototipos de software con interfaces de usuario amigables, aplicables en un entorno de producción industrial diaria para aumentar el rendimiento y la competitividad.

Formación multidisciplinar y habilidades empresariales
Para abordar los problemas concretos de los socios industriales, la formación de los investigadores integra varios tipos de campos de estudio: modelización multidisciplinar clásica para ingenieros (sólidos, fluidos, electromagnetismo, acústica); modelización interdisciplinaria (interacción entre fluidos y estructuras, acoplamiento eléctrico, magnético y mecánico, fenómenos termomecánicos); técnicas numéricas para la simulación precisa de problemas físicos y la reducción del coste computacional.

Además, se les estimula para potenciar el espíritu emprendedor y se les capacita para desarrollar habilidades empresariales básicas para transportar con éxito las ideas a la práctica comercial, como parte de su formación. Por tanto, en este tipo de formación es clave la participación de los socios industriales en el proyecto.