Barcelona Tech City y la UPC acuerdan promover conjuntamente la generación de un ecosistema tecnológico y digital en Barcelona

+
Descargar

Edificio Pier 01 en Barcelona, dónde los emprendedores y emprendedoras de la UPC tendrán acceso a las actividades de BTC

Barcelona Tech City (BTC) y la UPC han firmado un convenio de colaboración con el fin de promover conjuntamente la generación de un ecosistema tecnológico y digital en la ciudad de Barcelona, poniendo el foco en los ámbitos del talento, la innovación y el emprendimiento, y la transferencia de conocimiento y tecnología.

05/06/2020

Las dos entidades pondrán en contacto sus redes de emprendedores, fomentando así la economía colaborativa entre los estudiantes, alumni, investigadores y empresas incubadas en la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), y las empresas ubicadas en Barcelona Tech City (BTC). En este sentido, BTC creará un espacio de incubación de empresas en los edificios Pier 01 y Pier 03, situados en el Palau de Mar de Barcelona, donde facilitará a los emprendedores de las dos comunidades el acceso a las actividades de networking y servicios de Barcelona Tech City, que representa más de un millar de empresas de los sectores digital y tecnológico con base en Barcelona. En estos espacios, estudiantes, alumni y personal investigador emprendedor de la UPC podrán desarrollar su idea de negocio, previa selección de los proyectos por parte de la Universidad y BTC. La UPC es la primera universidad catalana que establece un acuerdo de este tipo con BTC y la voluntad es extenderlo a otras universidades.

La UPC, que a través de este convenio se convierte en socio tecnológico de referencia para BTC, ofrecerá itinerarios formativos en emprendimiento, sesiones de mentoría, encuentros y actividades de networking a las empresas alojadas en el hub tecnológico de BTC. Asimismo, dará a conocer su potencialidad tecnológica a las empresas ubicadas en la Asociación, canalizando las necesidades tecnológicas de éstas a través del Centro de Innovación y Tecnología (CIT UPC) con el fin de facilitar la transferencia de tecnología y conocimiento de la Universidad.

Esta nueva alianza se suma a la labor que desde hace años desarrolla la UPC para fomentar la innovación y apoyar el talento emprendedor de estudiantes, titulados y personal docente e investigador. Hasta ahora, la Universidad ha impulsado 95 proyectos empresariales a través de sus espacios Emprèn UPC situados en los diferentes campus territoriales, desde donde han surgido 25 empresas, creadas con la participación de 240 estudiantes y titulados.

Para el rector de la UPC, Francesc Torres, "este acuerdo conecta de una manera muy directa el conocimiento, el talento, la innovación y el espíritu emprendedor que nace en la Universidad con el sector empresarial más innovador y creativo que se concentra en BTC, para hacer crecer las ideas, desarrollar la idea de negocio y crear empresa y actividad económica, y en definitiva empleo. Es precisamente en este contexto de pandemia que estamos sufriendo cuando vemos más necesario que nunca fomentar la creación de empresas de base tecnológica que permitan hacer crecer el tejido empresarial del país para hacer frente a la grave crisis económica que nos viene encima, y que ya está haciendo estragos en el sector servicios, y en menor medida en el sector industrial y productivo. Las universidades que cuentan con estudios de ciencias de la salud y que disponen de hospitales universitarios han dado respuesta a la crisis de la COVID-19 desde la vertiente de la investigación biomédica y asistencial. Desde la UPC estamos dando respuesta desde el ámbito de la tecnología aplicada al entorno sanitario y asistencial, pero también ayudando a revitalizar el sector industrial y productivo, y este acuerdo con BTC va en esta línea".

Francesc Torres añade: "La UPC no podía ser ajena ni dejar de colaborar con este foco de talento e innovación en que se ha convertido BTC, y este convenio nos permitirá, como he mencionado, conectar la oferta y la demanda de tecnología y poner en contacto a las empresas incubadas por nuestros estudiantes en los espacios Emprèn UPC con las corporates y los inversores que saben que en la Universidad encontrarán el talento que nuestra sociedad, hoy más que nunca, necesita".

Según el director general de Barcelona Tech City, Miquel Martí, "colaborar con la UPC supone, por un lado, aportar al ecosistema tecnológico una gran fuente de talento e innovación necesaria para que las empresas de Barcelona Tech City y del ecosistema prosperen y crezcan cualitativamente. Por otro, queremos contribuir a acercar el sector empresarial a universidades y centros de investigación para conseguir un mayor número de productos y servicios derivados del gran conocimiento que se genera en nuestra academia. Gracias al acuerdo con la Universidad, tenemos la capacidad de sumar ambas redes y potenciar una economía colaborativa entre las empresas y partners de la Asociación y los estudiantes, centros de investigación y departamentos de la UPC. Ahora más que nunca es esencial impulsar el talento y hacerlo crecer para crear nuevas sinergias que sumen en la sociedad. "

 

Sobre la UPC

La UPC es una institución pública de investigación y de educación superior en los ámbitos de la ingeniería, la arquitectura, las ciencias y la tecnología, y es una de las universidades politécnicas líderes de Europa. Titula cada año unos 6.000 estudiantes de grado y máster, y más de 500 doctores. Es una de las universidades con alto índice de inserción laboral de sus titulados: un 93% trabaja y un 76% encuentra trabajo en menos de tres meses.

La UPC es una universidad muy bien posicionada en los principales rankings internacionales. Destaca entre las 100 mejores del mundo y es la primera del Estado en el campo de la Ingeniería (QS World University Rankings by Subject y Best Global University Ranking-US News) y, entre otros buenos resultados, se coloca entre las 25 mejores del mundo y líder estatal en disciplinas como la Arquitectura y la Ingeniería Civil (QS WUR by Subject). Por otro lado, es la primera universidad del Estado en proyectos financiados a través del programa Horizon 2020.

Mediante el Centro de innovación y Tecnología (CIT UPC), la UPC promueve y comercializa la transferencia de tecnología que genera hacia empresas y entidades.

 

Sobre Barcelona Tech City

Barcelona Tech City es una asociación privada sin ánimo de lucro creada por emprendedores que representa a más de 1.000 empresas del sector digital y tecnológico de Barcelona. Colabora con start-up, empresas, universidades, escuelas de negocio, inversores y administraciones públicas, con el objetivo de consolidar Barcelona como un hub tecnológico internacional y promover la innovación.

La asociación está creando un Campus Urbano Tecnológico que incluye diferentes espacios: Pier01, un hub tecnológico de referencia en Europa; Pier 03, un hub especializado en blockchain; El Palauet, un espacio de encuentro social para el ecosistema; así como Canódromo de Península, centrado en videojuegos e industrias digitales.

 

Miquel Martí, CEO de Barcelona Tech City: "La crisis nos ha abierto también los ojos en cuanto a nuestro modelo económico"
Miquel Martí, CEO de Barcelona Tech City

¿Qué valoración hace del acuerdo marco firmado con la UPC?

La valoración es muy positiva. Los ecosistemas tecnológicos basan su fortaleza en la capacidad de generar y atraer talento. No podemos considerar el ecosistema completo si no incorporamos la UPC y otras universidades como las principales generadoras de talento. Esta conversación deberá incluir no sólo el talento sino también la capacidad de crear empresas de base tecnológica a partir del conocimiento generado en las universidades.

 
¿Qué aportación cree que puede hacer la UPC en una entidad como Barcelona Tech City y viceversa?

Un buen número de fundadores de empresas de nuestro ecosistema han pasado por las aulas de la UPC. Casos como Fractus, Vilynx, Privalia, Antai o Social Point por nombrar algunos, deben ser referentes para el nuevo talento que saldrá de sus aulas. Entre nuestros objetivos fundacionales está provocar la conexión entre el mundo empresarial (la demanda) y la Universidad (la oferta). Se trata de aportar, por un lado, esta mentalidad emprendedora  atrevimiento, agilidad, flexibilidad, resiliencia ...y, por otro, fomentar una conexión real entre universidad y empresa. En nuestra opinión, es vital para mejorar la calidad del ecosistema como conjunto.

Por parte de la UPC, como hemos comentado antes, se trata del talento entendido no sólo como personas sino también de las organizaciones como las spin-off  spin-out, etc ... que tienen que pasar a formar parte del ecosistema. Tendríamos un ecosistema mucho más balanceado entre las empresas ‘digitales’ y las de base tecnológica.

 
Muchas start-up y spin-off atraviesan actualmente una difícil situación a raíz de la crisis producida por la COVID-19. ¿Como ve el futuro de este sector y cómo puede ayudar Barcelona Tech City en este sentido?

La COVID-19 tendrá un impacto negativo aún or dimensionar, pero a la vez nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre cuál debe ser el modelo económico del país a medio y largo plazo. Por definición, las start-up tienen un foco específico en el crecimiento rápido, la escalabilidad a través de la tecnología y las comunicaciones, y no tanto en un rendimiento inmediato. Esto hace que sean muy dependientes de la financiación externa y de las ayudas públicas. Uno de los efectos de la crisis es que esta financiación es mucho más complicado de conseguir, ya que las start-up no suelen tener activos para presentar como avales para acceder. Nuestro trabajo en Barcelona Tech City está siendo mantener contacto permanente con los diferentes gobiernos para que tengan en cuenta la singularidad de las start-up en la definición de las medidas de choque y en futuro. Pedimos que las líneas aprobadas, como las ICO o ICF, que se otorgan a través de bancos, no se limiten a hacer un análisis meramente financiera de las solicitudes, hay que contemplar esta singularidad para no ahogarse un ecosistema que estaba, preCOVID, en su mejor momento de los últimos 20 años. También hemos solicitado medidas de impacto directo sobre las start-up, líneas como ENISA deben tener plena capacidad y presupuesto para ejecutar.

El otro punto importante, como comentábamos, es que la crisis nos ha abierto también los ojos con respecto a nuestro modelo económico. La sacudida que ha sufrido nuestra economía y la dependencia de la tecnología de terceros, nos debe llevar a una reflexión de cómo queremos que sea nuestro país en el futuro. Estamos trabajando para que en el centro del debate sea la inversión en investigación e innovación, la apuesta por sectores de alto valor añadido y la transformación digital de nuestro comercio, industria y administraciones. Sólo así podremos avanzar y hacer frente a los futuros retos que nos esperan.