Daniel Crespo: ‘La UPC para construir’

+
Descargar

Daniel Crespo, candidato a rector de la UPC

+
Descargar

El equipo de la candidatura: de izquierda a derecha, Miquel Soriano, Núria Pla, Jordi Cortadella, Jordi Ros, Fatiha Nejjari Akhi-elarab, Montserrat Pardàs, Lourdes Reig, Climent Molins y Daniel Crespo

+
Descargar

El equipo, de izquierda a derecha: Miquel Soriano, Fatiha Nejjari Akhi-elarab, Jordi Ros, Lourdes Reig, Daniel Crespo, Núria Pla, Montserrat Pardàs, Climent Molins y Jordi Cortadella

Daniel Crespo, catedrático de Física de la UPC, presenta su candidatura a las elecciones de rector, bajo el lema 'La UPC para construir', en la que defiende un cambio en la Universidad que mire al futuro desde el diálogo y la negociación.

29/04/2021

Daniel Crespo es profesor de la Universidad Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC) desde 1987 y catedrático de Física desde 2010. De los 14 a los 25 años compaginó estudios y trabajo en el ámbito privado. Es licenciado en Física por la Universidad de Barcelona (1984) y doctor por la UPC (1994).

Su línea de investigación principal es el estudio de las propiedades mecánicas y la estabilidad física (procesos de relajación y cristalización) y química (resistencia a la corrosión) de los materiales metálicos amorfos. Ha publicado más de 100 artículos en revistas científicas y ha dirigido 10 tesis doctorales. Desde 1998 ha sido investigador principal de sucesivos proyectos de financiación del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación,, y un proyecto ERA-Net de la Comunidad Europea. Dirigió un proyecto de transferencia tecnológica de mecánica de fluidos en 2004.

Ha impartido docencia de física en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de Barcelona (ETSECCPB), de física y termodinámica en la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación y Aeroespacial de Castelldefels (EETAC), de estado sólido en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de Barcelona (ETSETB) y de física en la Escuela de Ingeniería de Barcelona Este (EEBE).

Fue coordinador del programa de doctorado en Ciencia y Tecnología Aeroespacial, subdirector del Departamento de Física Aplicada y dos veces subdirector de la EETAC. Entre 2011 y 2015 fue director del Departamento de Física Aplicada, periodo en el que participó en la implementación del grado en Ingeniería Física. Junto con el profesor Jordi José, gestionó la fusión de los dos departamentos que dio lugar al actual Departamento de Física, del que fue director entre 2016 y 2019. En este periodo impulsó la creación del máster en Ingeniería Física. Entre 2019 y 2021 ha sido presidente de la Junta de Personal Docente e Investigador de la UPC.

Daniel Crespo está casado y tiene 62 años.
https://danicrespo.cat

Vídeo de inicio de la campaña 'Un equipo que trabajará en equipo':

La candidatura

Un equipo paritario de profesores y profesoras profundamente comprometido con la UPC y con experiencia de gestión presentamos una alternativa para afrontar con energías e ideas renovadas los retos que esperan a la UPC en los próximos años.

Nuestro modelo de universidad se basa en tres pilares fundamentales:

  • Reconocimiento y respeto de la diversidad de las unidades básicas: el Consejo de Dirección debe apoyar las iniciativas de las unidades y estimular la colaboración.
  • Modelo flexible y equitativo de servicios y apoyo a las personas y a las unidades básicas: se debe asegurar un nivel equivalente de servicios, independiente de la ubicación física o adscripción.
  • Retorno del debate: ejecutar los acuerdos del Claustro y agilizar el Consejo de Gobierno.


Con este punto de partida, y habiendo identificado los retos existentes, ofreceremos soluciones viables:

  1. Renovación generacional del personal de administración y servicios (PAS) y del personal docente e investigador (PDI).

  2. Obtención de los recursos necesarios para convocar nuevas plazas de profesorado estable (funcionariales o laborales).

  3. Reducción del profesorado a tiempo parcial priorizando la estabilización.

  4. Participación en todas las convocatorias específicas de post-doc y programas de excelencia.

  5. Ampliación de los programas de promoción del PDI.

  6. Promoción de las figuras de PDI laboral a funcionario a las personas interesadas.

  7. Ampliación de la plantilla de PAS más allá de la cobertura de las bajas por jubilación.

  8. Distribución del PAS en función de las necesidades de las diferentes unidades y las prioridades establecidas en el programa electoral.
En cuanto a la actividad docente, si se cumplen las previsiones de las autoridades sanitarias podremos empezar el curso 2021-22 con normalidad. El reto docente es aprovechar el esfuerzo de digitalización para mejorar la experiencia docente del estudiantado y recuperar los intangibles asociados a la docencia presencial, tales como los grupos de estudio informales y la relación social en el campus, que contribuyen tanto al rendimiento académico como a la evolución personal del estudiantado.

El funcionamiento diario de la UPC no ha de verse afectado por el cambio de equipo de gobierno. Por esta razón se mantendrá el actual equipo de gerencia y, tras analizar la situación, se tomarán las medidas óptimas apostando por personal propio.

Se nombrará secretaria general de la UPC a una miembro del PAS, para facilitar la presencia de este colectivo en los órganos de dirección de la Universidad.

La política académica se dirigirá a consolidar la oferta existente y a garantizar su calidad. Se potenciará la vertiente experimental de las enseñanzas incrementando las partidas dedicadas a renovación de equipamientos experimentales docentes. Por otra parte, se debe afrontar la disminución del número de estudiantes de doctorado. La situación actual es insostenible. Seremos la punta de lanza de la defensa de los doctorandos y doctorandas. Es inaceptable que no perciban una retribución adecuada por su aportación al conocimiento global.

La participación del estudiantado en el gobierno diario de la Universidad se vehiculará a través de la figura del delegado o delegada del rector para el estudiantado, de nueva creación. Será elegido por el colectivo de estudiantes y será adjunto o adjunta a la vicerrectora de Docencia y Estudiantado. Promoveremos la recuperación de la vida cultural y del tejido asociativo estudiantil.

La sociedad y la misma universidad necesitan abrir el camino al talento joven, que deberá resolver los retos globales presentes y futuros. Incentivaremos las vocaciones de investigación e innovación.

Crearemos el Vicerrectorado de Calidad y Política Lingüística y la Comisión de Política Lingüística del Consejo de Gobierno. Apostamos por un modelo de plurilingüismo centrado en nuestra lengua propia, el catalán.

La política de investigación y transferencia de tecnología se dirigirá a facilitar la actividad de los grupos de investigación y la incorporación de talento joven, dotando un mínimo de 60 becas y buscando nuevas formas de relación con el ecosistema de innovación. Asimismo, acompañaremos a los grupos de investigación para que se alineen en las áreas llamadas a dominar el panorama en los próximos años (transición energética, biotecnología, ciencia de datos, sostenibilidad, etc.).

La participación en los programas Next Generation ha de marcar un punto de inflexión tanto en el nivel de la investigación y la transferencia como en la renovación de las infraestructuras de los laboratorios de la UPC. Reforzaremos los vínculos con el tejido industrial y territorial, por lo que optimizaremos los canales de comunicación entre nuestro personal investigador y el tejido empresarial.

Actualizaremos el plan de internacionalización 2017-2021, aprobado bajo el mandato del rector Fossas. Se potenciará el desarrollo del modelo de universidades europeas a través de Unite!, en el que la UPC tiene un importante liderazgo. Se desarrollará un modelo híbrido de movilidad física y virtual. Las dobles titulaciones internacionales de máster y doctorado serán un elemento de atracción de talento global.

Estaremos especialmente atentos a la relación entre nuestros campus y el entorno cultural y socioeconómico. El desarrollo armónico de los diferentes campus y la renovación, urgente en algunos casos, de las infraestructuras, es imprescindible para mantener el servicio que la UPC debe prestar a la sociedad y que se desarrollará bajo los más altos estándares éticos, conscientes de la impacto de una institución donde estudian y trabajan 40.000 personas. Por ello, renovamos el compromiso de la UPC con los objetivos de desarrollo sostenible, entre los que destacamos el de ser una universidad neutra en emisiones de CO2 en 2030. Y renovamos también el compromiso de la UPC con las políticas de equidad e igualdad de género.

La recuperación de la presencialidad implicará un nuevo esfuerzo para la estructura de la UPC. Regularemos el teletrabajo de los diferentes colectivos de administración y servicios, y trabajaremos para mejorar la relación entre PDI y PAS gracias a las nuevas herramientas tecnológicas. Mejoraremos el soporte digital y los servicios ofrecidos por las UTG, que deben ser equivalentes en todos los campus, y en particular el apoyo a las direcciones de las unidades. Simplificaremos los procesos administrativos y revisaremos los procedimientos de promoción y estabilización del PAS.

Con los 50 años la UPC llega a su madurez como institución. Para construir la UPC de los próximos 50 años, para seguir siendo un referente tecnológico global, se necesita esfuerzo e imaginación. Es la hora de un nuevo rector y de un equipo de gobierno a la altura de los retos a los que nos enfrentamos.