Deep Tech Node, nueva alianza para impulsar el emprendimiento de base científica y tecnológica

+
Descargar

Los representantes de las universidades catalanas que participan en la iniciativa Deep Tech Node, junto con el primer teniente de alcaldía de Economía, Trabajo, Competitividad y Hacienda, Jaume Collboni

La UPC, la UB, la UAB, la UPF y la UOC, junto con el Ayuntamiento de Barcelona, a través de Barcelona Activa, han unido fuerzas para sacar adelante la iniciativa Deep Tech Node. Presentada el 5 de noviembre, tiene como finalidad acelerar el acceso al mercado de las ‘start-up’ surgidas de la investigación, la ingeniería o la innovación tecnológica disruptiva. La estrategia, que cuenta con un presupuesto de 840.000 euros, se basa en cuatro pilares: atracción de talento, acceso al mercado, financiación y promoción.

05/11/2021

La presentación de la iniciativa Deep Tech Node para impulsar start-up científico-tecnológicas, el 5 de noviembre en Barcelona, ha contado con la participación del primer teniente de alcaldía de Economía, Trabajo, Competitividad y Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, y del rector de la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), Daniel Crespo, así como también los de las universidades de Barcelona, Pompeu Fabra, Oberta de Catalunya, y también de la vicerrectora de Emprendimiento, Innovación y Transferencia de la Universitat de Barcelona (UB).

Barcelona Deep Tech Node es una nueva iniciativa de ciudad pensada para acelerar el acceso al mercado de las denominadas start-ups deep tech, aquellas surgidas de un descubrimiento científico o de una innovación tecnológica disruptiva y que requieren de más tiempo e inversiones más elevadas para poder comercializar los productos. Se trata de una estrategia conjunta del Ayuntamiento de Barcelona, con Barcelona Activa y su experiencia de años de apoyo a start-ups, y las universidades de Barcelona (UB), Autònoma de Barcelona (UAB), Politècnica de Catalunya (UPC), Pompeu Fabra (UPF) y Oberta de Catalunya (UOC), que quiere posicionar a Barcelona como un referente europeo en este ámbito.

La alianza impactará en más de 100 start-ups, entre 2021 y 2023, con un presupuesto para todo el período de 840.000 euros, de los que Barcelona Activa aporta 470.000, las universidades 300.000, y 70.000 más que correrán a cargo de diferentes patrocinadores. Llegará a múltiples sectores, como el de la salud, la energía o servicios a las empresas con el objetivo de promocionar la creación de nuevas empresas de base científica y tecnológica, siendo la participación de las universidades un factor clave, dado que buena parte de estas compañías surgen del ámbito universitario y de investigación.

Las tecnologías deep tech incluyen: Internet de las Cosas y sensores, biotecnología, inteligencia artificial y datos, blockchain, robótica, materiales avanzados y nanotecnología y computación cuántica. Para el rector de la UPC, Daniel Crespo, "la unión del talento y conocimiento de todas las universidades públicas en la generación de esta alianza deep tech, en clave territorial con el liderazgo de la ciudad de Barcelona, permite posicionar la ciudad y el territorio como uno de los ecosistemas más innovadores y emprendedores del Sur de Europa".

Durante la presentación, el primer teniente de alcaldía de Economía, Trabajo, Competitividad y Hacienda, Jaume Collboni, ha afirmado que "con esta iniciativa seguimos apostando por una economía y unas start-up más orientadas hacia el conocimiento y la ciencia, que generen actividad económica de valor añadido, con atracción de talento e impulsando la llegada de nuevas inversiones a Barcelona, pero sobre todo lo hacemos para seguir generando puestos de trabajo de calidad que supongan más oportunidades de futuro para la gente joven y para nuestros estudiantes. Además, lo hacemos de la mano de nuestro excelente sistema universitario, uno de los grandes activos que tiene la ciudad para ser competitiva e innovadora, y también para fortalecer nuestro posicionamiento internacional".

Entre los motivos que justifican la apuesta por fomentar el ecosistema deep tech, está la creación de spin-off (start-up surgidas de las universidades y centros de investigación) como uno de los mejores mecanismos para convertir la ciencia en actividad económica con puestos de trabajo cualificados. Además, su influencia impacta en la retención y concentración de talento y la atracción de inversión extranjera. Según datos recogidos por Startup Heat Map Europe (2021), Barcelona es el tercer pool europeo preferido por las personas emprendedoras. Mientras Biocat, en un informe de 2020, apuntaba que en el año 2014 había seis inversores internacionales que operaban en el ecosistema de Barcelona, y en la actualidad ya hay más de 70.

Fortalecer el papel de la ciencia en la ciudad
La ciencia ya es puntera en Barcelona y en Cataluña, un papel que quiere fortalecerse a través de la Barcelona Deep Tech Node. La iniciativa se articulará a través de cuatro pilares, respondiendo así a los principales retos que afronta una start-up deep tech: la financiación, el encaje en el mercado, la atracción de talento y la promoción internacional. En el marco de estos ejes, se llevarán a cabo un total de ocho acciones específicas de apoyo.

En relación con la financiación, habrá foros de inversión para facilitar la captación de fondos privados. Se hará énfasis en la identificación de los agentes de la comunidad inversora especializados en ámbitos deep tech, tanto locales como internacionales. Cabe destacar que este servicio ya se ha puesto en marcha, y que el pasado mes de octubre se llevó a cabo la primera edición del Forum de Inversión Seed Deep Tech Barcelona, promovido junto a Esade BAN. Un total de siete start-up deep tech con tecnologías vinculadas a la inteligencia artificial, el big data, la nanotecnología o la visión por computador, entre otros, presentaron ante la comunidad inversora sus soluciones, aplicadas a los sectores de la energía, la nutrición, la industria, el audiovisual y la agroalimentación.

Además, durante el año 2022 se activará un servicio de investigación y tramitación de instrumentos financieros públicos, donde un grupo de expertos identificará y tramitará las convocatorias dirigidas a start-up tecnológicas, como el programa NEOTEC de CDTI, Startup Capital de ACCIÓN o EIC Accelerator de la Comisión Europea, entre otros. Este servicio se realizará desde la Oficina de Atención a las Empresas de Barcelona Activa.

50.000 euros en cada prueba de concepto
Entre las acciones vinculadas al mercado, está previsto hacer dos. Por un lado, se financiarán pruebas de concepto para reducir la incertidumbre sobre la viabilidad técnica y comercial de la tecnología en desarrollo y acercarla más al mercado y su comercialización. Se priorizarán aquellas propuestas por parte de los grupos de investigación que hayan generado previamente el interés por parte de un potencial agente inversor o cliente. El incentivo económico será de 50.000 euros por proyecto. Por otra parte, se acercarán las soluciones tecnológicas a medianas y grandes empresas, facilitando a las start-up el acceso a potenciales clientes. Este servicio, llamado el Open Innovation Deep Tech Club, se dirigirá a medianas y grandes empresas con capacidad de generar proyectos conjuntos con las start-up −ya sea desarrollando pilotos, incorporándolas como socios o contratando sus servicios− y a start-up con un producto o servicio disponible en el mercado.

En cuanto a las herramientas para atraer talento, se pondrá en marcha un servicio de mentoría (Mentor in Residence) donde una persona experta acompañará a la start-up durante un período de 6 meses. La figura del mentor/a está pensada para complementar el CEO o para actuar en caso de que el proyecto no disponga de ninguna. Entre sus funciones destaca la definición de la estrategia de la empresa, la elaboración de un plan de desarrollo, un plan de negocio y financiero o la búsqueda de financiación. Además, se organizará una jornada para poner en contacto a perfiles vinculados al área de desarrollo de negocio y ventas que se encuentren en búsqueda activa de trabajo con start-up que estén buscando ampliar sus equipos en este ámbito.

La estrategia incluye también acciones de promoción. El próximo 9 de noviembre se celebrará el Barcelona Deep Tech Summit, un encuentro entre la comunidad emprendedora, inversora, científica y empresarial que tendrá lugar en el marco del salón BIZBarcelona. Durante la feria se escogerá, de la mano del organismo internacional de referencia Hello Tomorrow, la mejor start-up del ámbito deep tech. Además, con el objetivo de facilitar la difusión internacional de estas start-ups, se creará la Barcelona Deep Tech Community, un escaparate que aglutine todas las start-up y spin-off científico-tecnológicas.