Process Talks y Mapsi Photonics, 'spin-off' de la UPC, y Qbeast, del BSC-CNS, participan en un foro de inversión

+
Descargar

El Foro de Inversión Seed Deep Tech Barcelona ha reunido grupos inversores y empresas emergentes 'deep tech' de universidades y centros de investigación

+
Descargar

Josep Carmona, investigador del Departamento de Ciencias de la Computación de la UPC, ha presentado Process Talks

+
Descargar

La empresa Mapsi Photonics ha sido presentada por David Cardador, investigador del INTE

+
Descargar

Cesare Cugnasco, investigador del BSC, durante la presentación de QBeast, 'spin-off' del BSC

Las 'spin-off' surgidas de la UPC Process Talks y Mapsi Photonics, y Qbeast, del BSC-CNS, han participado en el Foro de Inversión Seed Deep Tech Barcelona, que ha reunido grupos inversores y empresas emergentes 'deep tech' de universidades y centros de investigación.

19/10/2021

El Ayuntamiento de Barcelona, a través de Barcelona Activa, conjuntamente con cinco universidades catalanas –la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), la Universidad de Barcelona (UB), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), la Universidad Pompeu Fabra (UPF), la Universidad Abierta de Cataluña (UOC)– y con Esade BAN, la red de business angels promovida por Esade Alumni, han celebrado, el 13 de octubre, el Seed Deep Tech Barcelona, el primer foro de inversión dirigido a start-up deep tech. Estas empresas de nueva creación basadas en ciencia y tecnología se caracterizan por requerir periodos de desarrollo e inversiones superiores al resto antes de llegar al mercado.

En el foro, siete spin-off surgidas de universidades y centros de investigación han presentado los retos y soluciones para los que trabajan. Entre ellas, dos surgidas de la UPC: Process Talks y Mapsi Photonics.

Josep Carmona, investigador del Departamento de Ciencias de la Computación de la UPC, ha presentado Process Talks, una spin-off que tiene como objetivo acompañar la transformación digital de las pequeñas y medianas empresas automatizando y simplificando los procesos operativos a partir de tecnología natural language processing y machine learning. Por su parte, el investigador David Cardador, del Instituto de Técnicas Energéticas (INTE) de la UPC, ha introducido Mapsi Photonics, una solución que detecta gases bioquímicos mediante una plataforma patentada de silicio, desarrollada con una tecnología de fotónica infrarroja con filtros altamente selectivos. Una de las aplicaciones más importantes es el control de la calidad del aire en espacios interiores con sensores de gases ópticos.

También ha participado Cesare Cugnasco, con la spin-off Qbeast, del Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomutación (BSC-CNS), que ha desarrollado una tecnología que permite a las empresas hacer un análisis de datos más rápido y económico. A través de un almacenamiento y procesamiento de datos con un enfoque innovador, analizan sólo aquellas consideradas imprescindibles para la empresa.

En el foro se presentaron cinco spin-off más, surgidas de universidades y centros de investigación de Cataluña: AIGecko, ColorSensing, Cooling Photonics y Lucid Technologies. Más de la mitad de las empresas participantes han pasado por el Programa de Preacceleración de Barcelona Activa, un servicio de acompañamiento a la puesta en marcha de proyectos emprendedores de alto impacto tecnológico, o bien por la incubadora MediaTIC, en el 22@, especialmente destinada a esta tipología de start-up. Algunos de los proyectos también han participado en el programa universitario 'De la ciencia al mercado' que ayuda a transferir los conocimientos al sector empresarial.

Posicionamiento europeo y mirada a futuro
La iniciativa de aglutinar en un mismo espacio start-up deep tech y el ecosistema inversor (business angels, empresas de capital riesgo, corporate venturing) tiene como finalidad incentivar la viabilidad de estos proyectos y es una muestra de la apuesta de Barcelona para apoyar a empresas emergentes que responden a los retos globales actuales, tales como aspectos climáticos, de eficiencia energética, de competitividad empresarial, industriales y alimentarios, entre otros.

Barcelona quiere convertirse en un referente en el ámbito deep tech europeo. Las entidades impulsoras de este foro, conscientes del posicionamiento actual –un 13% de las start-up de la ciudad son de este sector, uno de los porcentajes más altos de Europa, según el último informe Startup Heatmap EU– y de la relevancia de estas empresas por su influencia en la generación y consolidación de actividad económica y empleo de calidad, la retención y concentración de talento y la atracción de inversión extranjera, hacen una clara apuesta por sumar esfuerzos y promover este ecosistema.