El concurso Barcelona ZeroG Challenge reta al estudiantado universitario a diseñar un experimento para volarlo en gravedad cero

+
Descargar

La UPC y el Aeroclub Barcelona-Sabadell han sido pioneros en el desarrollo de la técnica del vuelo parabólico para la experimentación científica con aviones ligeros monomotores

El Barcelona ZeroG Challenge es una competición internacional dirigida a equipos de estudiantes de grado, máster y doctorado que propone diseñar y construir un experimento para probarlo en microgravedad. El plazo de inscripción finaliza el 30 de junio de 2021.

25/01/2021

La Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), en colaboración con el Aeroclub Barcelona-Sabadell y la asociación de estudiantes Space Generation Advisory Council, organiza el concurso Barcelona ZeroG Challenge. La competición enfrenta a equipos de hasta cuatro estudiantes de entre 18 y 35 años de cualquier disciplina, que deben presentar experimentos científicos que deban realizarse en microgravedad. El objetivo del concurso consiste en fomentar las vocaciones científicas, especialmente en el campo de la astronáutica y la investigación espacial, y también divulgar la experimentación científica.

El equipo con la mejor propuesta, avalada por un mentor o mentora, tendrá la oportunidad de llevar a cabo el experimento en vuelo parabólico, además de recibir una ayuda de 2.500 euros. Los proyectos se evaluarán según su idoneidad, su mérito científico, su seguridad, el aval de su mentor o mentora, la perspectiva internacional y de diversidad y la planificación de las actividades de divulgación. La selección la llevarán a cabo expertos independientes de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El vuelo parabólico, que permite experimentar con ausencia de gravedad, se realizará con un avión acrobático certificado en el Aeroclub Barcelona-Sabadell ante medios de comunicación que cubrirán el evento. La UPC, junto con el Aeroclub Barcelona-Sabadell, ha sido pionera en el mundo en el desarrollo de la técnica del vuelo parabólico para la experimentación científica con aviones ligeros monomotor.

Requisitos de participación
Los equipos deben presentar una propuesta de dos o tres páginas que incluya los objetivos científicos o técnicos y los resultados experimentales esperados tanto en tierra como en vuelo; la justificación de la necesidad de gravedad cero; una descripción detallada del experimento, de cómo se procesarán y analizarán los datos, y finalmente un breve resumen de la relevancia de dicho experimento. Se valorarán positivamente los equipos de estudiantes multidisciplinarios, diversos e internacionales, así como las ideas para divulgar y comunicar el trabajo de investigación.

Además, los participantes deberán presentar un breve currículo de cada miembro del equipo y una carta de adhesión de un mentor o mentora de una institución académica. La documentación deberá enviarse por correo electrónico en un archivo Zip a la dirección del concurso barcelona.zerog@gmail.com y el plazo finaliza el 30 de junio de 2021. El vuelo del experimento seleccionado está previsto para finales de 2021. A lo largo del curso se celebrarán encuentros y sesiones informativas que permitirán que el estudiantado se familiarice con el reto.

En cuanto a las características técnicas del experimento, deberá tener unas dimensiones máximas de 80 × 50 × 50 cm con un peso máximo de 20 kg y ser eléctricamente autónomo. El diseño del experimento debe permitir que pueda adherirse al avión o que sea portable. El avión realizará sucesivas maniobras (parábolas) hasta un total de 20 parábolas de hasta 8,5 segundos cada una.

Procedimiento de selección
Una comisión independiente de expertos de la Agencia Espacial Europea (ESA) llevará a cabo la selección del experimento ganador.

El Barcelona ZeroG Challenge comenzó en 2010 como un concurso educativo para ofrecer al estudiantado universitario de todo el mundo la oportunidad de investigar en microgravedad. Los experimentos se desarrollan en la plataforma de vuelo parabólico UPC BarcelonaTech sin ánimo de lucro, ubicada en el Aeropuerto de Sabadell (Barcelona). Esta innovadora plataforma, en funcionamiento desde 2008, permite realizar parábolas de hasta 8,5 segundos de microgravedad mediante el uso de aviones ligeros acrobáticos monomotor. Es una plataforma pionera en el mundo y abierta a la colaboración científica y tecnológica con otros grupos de investigación. Varios equipos de estudiantes de distintos países han participado en las ediciones anteriores y han presentado posteriormente sus trabajos en congresos y revistas científicas.

Tal y como explica el impulsor del proyecto, el profesor e investigador Antoni Perez-Poch, del Laboratorio de Aplicaciones Multimedia y TIC de la Escuela de Ingeniería de Barcelona Este (EEBE), la aportación de el grupo de investigación de la UPC ha consistido en desarrollar un simulador de vuelo específico para este tipo de maniobras que ha hecho posible optimizar la técnica de vuelo. Estudiantes de la UPC han participado en esta línea de investigación con varios trabajos de fin de grado y de máster.