Premio Duran Farell a Elena García, investigadora del CAR (CSIC-UPM), por un exoesqueleto pediátrico, y a Jordi Sort, profesor ICREA de la UAB, por un sistema de almacenamiento de datos en dispositivos electrónicos

+
Descargar

Retrato de Elena García, investigadora del CAR (CSIC-UPM), por el proyecto ‘Exoesqueleto Pediátrico (ATLAS)’ y retrato de Jordi Sort, investigador ICREA del Departamento de Física de la UAB

+
Descargar

Un niño utilizando el exoesqueleto pediátrico, comercializado con el nombre ATLAS 2030 por la ‘spin off’ Marsi Bionics, fundada por Elena García

+
Descargar

Imagen ampliada de uno de los nuevos materiales nanoporosos en los que trabaja Jordi Sort y que permiten construir ordenadores que prácticamente no consuman corriente eléctrica, sin pérdidas energéticas en forma de calor

+
Descargar

Un esquema de la investigación de Jordi Sort sobre el control del voltaje del magnetismo

Elena García, investigadora del Centro de Automática y Robótica (CAR), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), y Jordi Sort, profesor ICREA del Departamento de Física de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), han sido galardonados con el premio Duran Farell de Investigación Tecnológica 2020, para un proyecto de exoesqueleto pediátrico y por un innovador concepto de almacenamiento de datos en dispositivos electrónicos, respectivamente.

22/10/2020

El Consejo Social de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) ha reconocido con el 12º Premio Duran Farell de Investigación Tecnológica, de periodicidad bienal, a Elena Garcia Armada, investigadora del Centro de Automática y Robótica (CAR), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), por el proyecto ‘Exoesqueleto Pediátrico (ATLAS)', y Jordi Sort Viñas, profesor ICREA del Departamento de Física de la UAB, con sede en Bellaterra, por el proyecto 'Voltage-Control of magnetism in nanoscale-engineered materiales: a new concept for energy-efficient data storage. Cada uno de los proyectos galardonados contará con el apoyo económico de Naturgy.

Es la primera vez que este premio, de periodicidad bienal y dirigido a proyectos desarrollados en los últimos tres años en España, se convoca en dos modalidades: una para investigadoras o equipos liderados por una mujer que sea la investigadora principal, y otra para investigadores o equipos liderados por un hombre que sea el investigador principal.

Adaptarse a las articulaciones de menores con Atrofia Muscular Espinal
El jurado del premio ha considerado el exoesqueleto pediátrico ATLAS, de la investigadora Elena García Armada, como un proyecto relevante e innovador que se aplica a una nueva patología, la Atrofia Muscular Espinal (AME), que condiciona de manera muy severa la esperanza de vida de los niños. La singularidad de la tecnología radica en el hecho de adaptar automáticamente el exoesqueleto los síntomas de los niños a nivel articular.

La usabilidad clínica de este exoesqueleto se ha demostrado en el Hospital Infantil San Juan de Dios en 7 niños y niñas de edades comprendidas entre los 3 y los 11 años con mucho éxito, y es una alternativa que proporciona un gran ahorro en dispositivos terapéuticos y horas de fisioterapia.

Actualmente proporciona rehabilitación a niños afectados con esta patología en el Hospital San Juan de Dios de Barcelona y en el Hospital Universitario La Paz de Madrid.

El jurado ha valorado de excelente la trayectoria del proyecto, los premios y distinciones que ha recibido la investigadora, sus colaboraciones con centros hospitalarios y la creación de una spin off para la proyección hacia el mercado.

Ingeniera industrial y doctora en robótica por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Elena García dirige un grupo de investigación en el CAR (CSIC-UPM).

Comenzó su trayectoria profesional especializándose en el diseño de robots orientados a la industria, hasta que en 2009 conoció la Daniela, una niña que a raíz de un accidente de tráfico quedó en un estado severo de tetraplejia. A partir de este momento su trabajo se centró en fabricar dispositivos orientados a mejorar las facultades físicas, contribuir a la rehabilitación y aumentar la movilidad de niños que sufren enfermedades neuromusculares degenerativas.

Su grupo desarrolló, en 2013, el primer exoesqueleto biónico del mundo para niños y niñas con lesión medular, y en 2015 el primero exoesqueleto para niños y niñas con AME, enfermedad degenerativa que afecta cerca de 2.000 menores en España, con el exoesqueleto ATLAS, de 14 kilogramos de peso, capaz de controlar la rigidez mientras permite un movimiento más ágil y articulado mediante sus diferentes sensores de fuerza, presión y temperatura, un proyecto considerado un hito internacional.

Sus principales líneas de investigación abarcan la mejora en la agilidad de la locomoción en cuadrúpedos; la creación de exoesqueletos y ortesis activas; la estabilidad dinámica en robots caminantes y su adaptación a terrenos complejos con perturbaciones ambientales.

Fundadora de Marsi Bionics, empresa derivada del CSIC y la UPM para la investigación y creación de exoesqueletos pediátricos, Elena García trabaja en una serie proyectos de investigación en colaboración con los principales hospitales del país, algunos de los cuales se enfocan en la Atrofia Muscular Espinal (AME), segunda enfermedad neuromuscular más frecuente, pero la más severa, que se manifiesta por una pérdida progresiva de la fuerza muscular. Actualmente participa en el proyecto clínico ATLASMA, de alcance internacional y multicéntrico financiado por el programa H2020 de la Comisión Europea, con el que se pretende demostrar la hipótesis de que el exoesqueleto de marcha es un nuevo horizonte en la terapia de las enfermedades neuromusculares en la infancia.

Ha sido reconocida con la Medalla de Oro de Madrid (2018), entre otras distinciones.

Almacenar datos en dispositivos electrónicos de manera más eficiente y segura
En cuanto al proyecto 'Voltage-Control of magnetism in nanoscale-engineered materials: a new concept for energy-efficient data storage’, de Jordi Sort Viñas, el trabajo realizado por su equipo se enmarca, según la valoración del jurado, en uno de los retos más importantes de la sociedad moderna: el gasto energético del almacenamiento de datos a gran escala. El proyecto consiste en utilizar voltaje en lugar de intensidad para escribir información en dispositivos electrónicos de almacenamiento, por lo que se reduce drásticamente la disipación de calor por efecto Joule. Se han tenido que desarrollar nuevos materiales magnéticos con una microestructura optimizada a nivel de nanoescala, nuevos protocolos para actuar sobre estos materiales a través del voltaje y nuevas arquitecturas de los dispositivos.

Además de la drástica reducción de pérdidas de energía en estos procesos, la aplicación del voltaje para registrar información en la memoria de los dispositivos hace que estos también sean más robustos y seguros y, por tanto, que resulten útiles para aplicarlos en las tecnologías para prevenir o evitar la falsificación o los ataques informáticos.

Físico y doctor en Ciencia de Materiales por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Jordi Sort es investigador del ICREA del Departamento de Física de esta Universidad, donde dirige el Grupo de Materiales Avanzados para Nanoingenieria, Nanomecánica y Nanomagnetismo (Gnm3)

Su labor como investigador se centra en la síntesis de una gran variedad de materiales funcionales y en el estudio de sus propiedades estructurales, mecánicas, magnéticas, térmicas y anticorrosivas, a fin de mejorar su comportamiento y obtener aplicaciones tecnológicas innovadoras.

Esta tarea ha sido reconocida por parte del Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés), tanto con una de las ayudas Proof of Concept (2019) para crear un nuevo tipo de memorias para ordenadores con un diseño robusto que minimice las pérdidas de energía por calentamiento, como con una de las ayudas Consolidator Grant (2015) para desarrollar, conjuntamente con otros investigadores de la UAB, nuevos materiales nanoporosos que permitan construir ordenadores que prácticamente no consuman corriente eléctrica, sin pérdidas energéticas en forma de calor.

El mismo año 2015, Jordi Sort consiguió una European Training Network en materiales magneto-eléctricos y fue distinguido con el FEMS Materials Science and Technology Prize 2015, otorgado por la Federation of European Materiales Societies. Este año, Jordi Sort ha sido distinguido  como Fellow del Institute of Physics (IOP), del Reino Unido.

Anteriormente había sido galardonado por la Sociedad Catalana de Física (2000) y la Real Sociedad Española de Física (2003). Ha publicado más de 320 artículos, es autor de seis patentes y ha gestionado 32 proyectos de investigación nacionales e internacionales. Los resultados derivados de estos proyectos han sido presentados como ponencia invitada a más de 300 congresos.

20 años de apoyo a la investigación tecnológico
Convocado por primera vez en 2000 y de periodicidad bienal, el premio se creó por el Consejo Social de la UPC con la colaboración de Naturgy. El galardón se impulsó en homenaje a la figura del empresario gasista Pere Duran Farell, quien fue el primer presidente del Consejo Social, el órgano de participación de la sociedad en la Universidad, y presidente del entonces denominado Grupo Gas Natural (actualmente Naturgy).

El jurado del Premio, que llega este año a la duodécima edición y cumple los 20 años de historia, está presidido por Ramon Carbonell, presidente del Consejo Social de la UPC, y forman parte Teresa Riesgo, secretaría general de Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación (MCIN); Zulema Altamirano, directora de la Unidad de Ciencia y Mujeres MCIN; Olga Alay, subdirectora general de Políticas Sectoriales, Científicas y Tecnológicas de la Generalitat de Cataluña; Jordi Portabella, director general de la Fundación Catalana para la Investigación y la Innovación de la Generalitat; Silvia Sanjoaquin, de Naturgy Energy, y Jordi Berenguer, vicerrector de Transferencia y Conocimiento e Innovación, además de Valentín Guasch, responsable del Área de Investigación de la UPC, como secretario.