Un dron y un patín de vela creado por estudiantes de la UPC-FNB se han expuesto en el 58º Salón Náutico de Barcelona

+
Descargar

Carles Manich y Joan Antoni Sastre, con el SenSailor

+
Descargar

Prototipo renderizado del SenSailor

+
Descargar

Prototipo renderizado del SenSailor

+
Descargar

Joan Antoni Sastre, trabajando en el diseño de la embarcación

+
Descargar

Carles Manich, amb el perfil alar del SenSailor

+
Descargar

Los integrantes del equipo con el patín de vela científico

Un dron de navegación automática a vela y un patín de vela científico, construidos por dos estudiantes de la Facultad de Náutica de Barcelona (FNB) de la UPC, se han expuesto, del 9 al 13 de octubre, en la 58 edición del Salón Náutico de Barcelona.

10/10/2019

El mar siempre ha sido un medio vital para los seres vivos y, por tanto, su estudio es indispensable. Para contribuir a conocer mejor el medio marino es necesaria la obtención de un gran número de datos como los que se recopilan mediante el movimiento de cualquier barco tripulado y artefactos de bajo coste como las boyas marinas. Es por ello que dos estudiantes de la Facultad de Náutica de Barcelona (FNB), de la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), han creado un dron a vela, capaz de navegar autónomamente y recoger información del mar, a través de sensores atmosféricos y marítimos. La finalidad del SenSailor es investigar en el entorno marítimo a través de los datos que se vayan recogiendo sobre la climatología con la embarcación y la tecnología incorporada.

Joan Antoni Sastre y Carles Manich, los creadores del proyecto, han expuesto el dron de navegación automática a vela del 9 al 13 de octubre, en el stand de la FNB en la 58 edición del Salón Náutico. La navegación autónoma inteligente es la principal característica de esta embarcación, que mide dos metros de eslora por 1,6 metros de altura máxima desde la línea de flotación, con un calado de 0,75 m, también desde la línea de flotación; y 0,7 metros de manga.

Una embarcación autónoma y estable
El SenSailor puede navegar de manera estable, desplazándose autónomamente gracias a la fuerza del viento, y mediante un perfil alar rígido que actuará como vela. Además, el barco eatará equipado con un ordenador central que calcula la ruta ideal a través de los diferentes puntos geográficos, teniendo en cuenta el ángulo de incidencia y la intensidad del viento, y optimizando al máximo el consumo de energía. La propulsión máxima a vela de la embarcación llega hasta fuerza 8 en la escala Beaufort.

Una de las incorporaciones en la parte final del diseño ha sido la variación del contrapeso que está debajo de la embarcación, para conseguir más estabilidad. También se ha introducido un nuevo sistema para controlar el ángulo de la vela, así como sus dimensiones.

La embarcación dispone de un sistema autónomo de energía, que alimenta la batería durante las horas de luz a través de un panel solar, para tener suministro energético durante la noche.

Pioneros en Cataluña
El proyecto de los estudiantes Joan Antoni Sastre y Carles Manich es pionero en Cataluña, ya que hasta ahora no se ha construido ningún otro modelo de dron a vela, y es la segunda iniciativa de este tipo en España, después de A-Tirma, un barco similar construido el equipo canario de navegación autónoma a vela. Los tutores del proyecto Sensailor han sido la investigadora Rosa M. Fernández, del Departamento de Ingeniería de Sistemas, Automática e Informática Industrial (ESAII), y el investigador Joan Nicolás, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y del Departamento de Ingeniería Electrónica, ambos profesores de la FNB.

La construcción de la embarcación ha contado con la colaboración de diferentes entidades como el Ateneo de Fabricación Fábrica del Sol de Barcelona, el Instituto de Náutica de Barcelona y las empresas Ventus Electronica Nautica, RC Tecnic y Velas Fonduco.

Presentado también un patín de vela científico
En esta misma edición del Salón Náutico también se ha presentado un patín de vela científico de bajo coste construido por estudiantes de la FNB, conjuntamente con estudiantes del Instituto de Ciencias del Mar (ICM) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con la idea de medir el estado de las aguas costeras de Barcelona de manera sostenible. El patín ha sido desarrollado con el apoyo del Club Patín Vela Barcelona (CPVB).

Para estudiar la salud del océano y, más específicamente, para analizar el estado de las aguas del mar en Barcelona, la flota del patín de vela científico muestrea sistemáticamente las aguas, recopilando diferentes variables físicas y biogeoquímicas. Por ello se ha creado instrumentación de uso sencillo para monitorizar los datos recogidos en una plataforma web. Con las muestras, los científicos pueden profundizar en el análisis del impacto del ser humano en las aguas costeras.

Uno de los objetivos principales del proyecto es implicar a la ciudadanía en la protección del mar y fomentar su interés hacia el océano, concienciando a la población de la relevancia de los océanos y de las amenazas en las que se encuentran actualmente.

Este patín de vela sostenible se ha diseñado siguiendo los modelos tradicionales de este tipo de embarcación e incorpora, además, una bomba de agua para extraer las muestras del mar, un brazo móvil situado en la popa donde se pueden colocar tanto cámaras como sensores, una estación meteorológica que muestra los datos atmosféricos y del clima, una grúa para subir y bajar instrumentos, y una pizarra para anotar los datos recopilados.