La misión Mars 2020 Perseverance viaja hacia el planeta rojo con 60 microchips de la UPC a bordo

+
Descargar

Recreación artística del rover Perseverance sobre la superficie de Marte. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech.

+
Descargar

El cohete Atlas V 541, listo para el lanzamiento, realizado con éxito el 30 de julio. Crédito: NASA/Joel Kowsky.

+
Descargar

En una 'sala limpia' del Propulsión Jet Laboratory de la NASA, en Pasadena, California, los ingenieros observaron el primer test de conducción del rover Mars 2020 (17 de diciembre de 2019). Crédito: NASA/JPL-Caltech.

+
Descargar

Los investigadores y la investigadora del grupo en Micro y Nanotecnologías de la UPC, de izquierda a derecha: Manuel Domínguez; Luis Castañer; Sergi Gorreta; Vicente Jiménez; Lukasz Kowalski; Gema López y Santiago Silvestre.

+
Descargar

Oblea de silicio con microxips como los que viajan ahora hacia Marte y con los que se trabaja en la Sala Blanca de la UPC.

El grupo de investigación en Micro y Nanotecnologías de la UPC ha participado en el diseño, la fabricación y la calibración del sensor de viento del instrumento MEDA, que viaja en la misión de la NASA 'Mars2020 Perseverance', embarcada dentro del cohete Atlas V 541 y lanzada con éxito, el 30 de julio, desde el Centro Espacial John F. Kennedy de Florida (Estados Unidos). Esta es la tercera vez que tecnología fabricada en la UPC viaja hacia Marte. En esta ocasión son 60 chips de silicio que constituyen el núcleo del sensor, que medirá el viento de Marte. El lanzamiento se ha podido seguir en directo a través de los canales digitales de la NASA, por donde se retransmite también la rueda de prensa posterior al lanzamiento y otros contenidos relacionados con la misión.

30/07/2020

El sensor de viento del instrumento MEDA en cuyo desarrollo ha participado el grupo de investigación en Micro y Nanotecnologías (MNT) de la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC) va embarcado, junto con otros instrumentos científicos, en el vehículo explorador (rover) en la misión de la NASA 'Mars 2020 Perseverance', que ya está viajando rumbo al planeta rojo. Un viaje que durará, previsiblemente, 7 meses, y que se ha iniciado con éxito el mediodía del 30 de julio, desde el Cabo Cañaveral de Florida (Estados Unidos).

El lanzamiento se ha podido seguir en directo a través del canal NASA Live así como del canal de la NASA en YouTube. La emisión continua a lo largo del día en streaming en estas plataformas digitales, por donde se retransmite también la rueda de prensa posterior, prevista a las 15:30 EDT (21:30 hora española), junto con otros contenidos vinculados a la misión.
Toda la información al respecto, así como sobre las redes sociales desde las que la NASA hace seguimiento, está disponible en página 'How to Stream NASA TV and the Perseverance Mars 2020 Rover Launch’.

El objetivo principal de esta misión, que forma parte del Programa de Exploración de Marte de la NASA, es analizar signos de habitabilidad, caracterizar la geología y la dinámica atmosférica, recoger muestras para ser analizadas en la Tierra en próximas misiones y preparar una futura exploración humana de Marte. El vehículo robótico contará con un taladro que permitirá extraer muestras de la superficie del planeta para ponerlas en un receptáculo, de cara a que estas muestras vuelvan a la Tierra en la misión Mars Sample Return. Potseriormente, estas muestras se podrán analizar en los laboratorios.

El nuevo sensor de viento, que incluye 60 microchips made in UPC, servirá para medir la dirección y la velocidad del viento. Se una evolución de los sensores de viento creados anteriormente para el instrumento REMS incorporado al robot explorador Curiosity (de la misión 'Mars Science Laboratory') y para la estación meteorológica TWINS (de la misión 'Insight'), que se lanzaron en 2011 y 2018, respectivamente. El instrumento MEDA además mide la humedad relativa, la presión o las propiedades del polvo en suspensión del planeta rojo, entre otros parámetros.

Los instrumentos REMS, TWINS y MEDA están liderados por el Centro de Astrobiología (del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, INTA-CSIC). El sensor de viento de MEDA se compone de dos brazos cilíndricos que saldrán del mástil del rover Mars 2020. Al igual que en los anteriores sensores REMS y TWINS, la velocidad y la dirección del viento se obtienen midiendo las velocidades tangenciales del viento en diferentes puntos de cada cilindro. En cada uno de estos puntos hay cuatro chips de silicio y un chip adicional para detectar la temperatura del aire. Las velocidades tangenciales del viento se obtienen mediante la monitorización de los pequeños cambios en la transferencia de calor de cada dado (conjunto de cuatro chips) hacia el aire.

El grupo MNT, vinculado a la Escuela de Telecomunicación de Barcelona (ETSETB), ha participado en el diseño y la fabricación de todas las versiones del sensor. En particular, los 60 chips de silicio, que son el núcleo del sensor, se han fabricado en el laboratorio de la Sala Blanca, en el Campus Nord de la UPC, en Barcelona. El equipo de científicos también participará en la calibración del sensor y en la futura recuperación de datos de Marte, de cara a contribuir para mejorar la estimación del viento y, por tanto, analizar mejor la dinámica atmosférica.

"Esta será la tercera vez que los chips de silicio fabricados en la UPC viajan a Marte", explica el profesor Manel Domínguez, investigador principal del grupo MNT en este proyecto que dirige junto al profesor Vicente Jiménez. El equipo está constituido también por los investigadores Teresa Atienza, Luis Castañer, Sergi Gorreta, Lukasz Kowalski, Gema López y Santiago Silvestre. En los anteriores sensores REMS y TWINS participaron Luis Castañer, Manel Domínguez, Vicente Jiménez, Lukasz Kowalski y Jordi Ricart.